top of page

La servilleta - ¿ te imaginas a quien se le ocurrió?

La verdad es que la mayoría de nosotros no presta demasiada atención a lo que tenemos alrededor nuestro. Todo tiene su genio detrás, pero siendo objetos cotidianos dejamos de lado su historia y su importancia. Hoy hablaremos de algo imprescindible en nuestras mesas, y que fue inventada por un italiano muy conocido. Vengan a conocer el origen de la servilleta.

El genio de lo cotidiano

Como mencionamos arriba, muchos no paramos a pensar en lo útil que son los objetos que nos rodean. Y menos que menos pensamos en la difícil que debe haber sido no tenerlos y tratar de inventarlos. Puede sonar loco, pero, por ejemplo, imagínense no tener espejos ni cortinas. Ni hablemos de perder nuestras computadoras y celulares.

Bueno, la servilleta puede ser algo mucho menor que los ejemplos mencionados, pero en el momento de necesidad resulta imprescindible tanto para limpiarnos las manos como para sacar una mancha antes de que se seque y arruine nuestra ropa para siempre. A lo largo de la historia de la humanidad, se han utilizado distintos métodos, sobre todo cuando los cubiertos no existían o en las culturas donde no se utilizan, como limpiarse las manos en el mantel o en el pelo de algún animal.


Por surte, un ingenioso italiano, encontrando estas opciones como " inadecuadas ", tuvo la brillante idea de crear un método más practico y cómodo de limpiarse las manos. Estamos hablando de nada más y nada menos que Leonardo Da Vinci.


La necesidad hace la virtud

Realmente, a la gran mayoría de los que están leyendo estas lineas se verán sorprendidos, pero es así. Fue el gran genio florentino que, viéndose en una circunstancias "complicadas" se puso a pensar una forma de mejorar la higiene personal a la hora de comer.

La idea surgió cuando Leonardo, siendo el Maestro de Banquetes en el Palacio de Ludovico Sforza (el duque de Milán) quedó espantado viendo como terminaban los manteles luego de un banquete, y eso que el anfitrión tenia la consideración de atar conejos a las patas de las sillas de sus invitados para que se pudieran deshacer de la suciedad de sus manos con su pelaje. La verdad que para nosotros resulta impensable, pero en la época no había mejores opciones.

Fue entonces que a Leonardo se le ocurrió poner unos paños individuales para que todos se pudieran limpiar las manos sin ensuciar los manteles o los conejos. Pero el invento, como la gran mayoría de los que están tan adelantados, fue un fracaso ya que los invitados no sabían como usarlo y con él hacían de todo menos limpiarse las manos.


Tendrán que pasar algunos siglos para que el invento de Leonardo llegue a ser uno de los objetos más utilizados en la cocina occidental a la hora de comer. Da Vinci ya no nos puede sorprender, pero siempre tiene algo entre manos. Nosotros (y los conejos) le agradecemos por su valioso aporte, ya que, sin la servilleta nada sería igual.

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Recibe GRTATIS ONLINE
el diario italiano bilingüe

Tu solicitud ha sido enviada!

2.jpg
business-3560917_1920.jpg

¿Quieres

mejorar tu 

Italiano?

la mia vita logo-01 - copia.png

**Aprendes Italiano con 4 profesores contemporáneamente**

✅ Clases individuales - tu decides día y hora
✅ Accedes al Hospital de Italiano para preguntas de gramática puntuales

✅ Hablas todos los días con profesores nativos para integrar el Italiano en tu vida
Y el 4to profesor que te guía durante todo el trayecto para que tengas una conexión real con Italia

Aprende tu idioma del corazón con profesores nativos
bottom of page